Autorretrato de Leonardo Da Vinci


0
(0)

Sanguina, 333 x 213 cm, Biblioteca Real, Turín.

Autorretrato de Leonardo Da Vinci
Autorretrato de Leonardo Da Vinci

Leonardo tenía alrededor de sesenta años cuando dibujó este autorretrato.  La sanguina, que él fue uno de los primeros en utilizar en sus estudios de anatomía  y en sus diversos dibujos, le permitió obtener una gran precisión en el trazo, especialmente en las líneas del rostro, así como plasmar  una expresividad notable: ¡qué cantidad de sentimientos mezclados aparecen en esa mirada!

Este dibujo es revelador también  de la imagen que el artista quería proyectar de sí mismo: este rostro barbudo es el de un sabio,  un filósofo que contempla serenamente el umbral de la muerte.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.