La lechera – Vermeer


0
(0)

Hacia 1659, Óleo sobre lienzo,  45 x 41 cm, Rijksmuseum de Ámsterdam.

La lechera obra de Vermeer

El precio de 175 florines  alcanzado por este cuadro en la subasta Dissius en 1696 sólo fue superado por el de «Vista de Delft», valorado en 200 florines.

El paso posterior por diversas colecciones de esta obra, reconocida siempre como una de las mejores de Vermeer,  está bien documentado y concluyó en 1908 con su adquisición por el Estado holandés, decidida por el Parlamento.

En la escena, la presencia de elementos ambientales  se reduce al mínimo; la atencíon se  entra en la figura de una robusta doméstica que vierte leche  en un cuenco.

La luz que entra por la ventana ilumina a la mujer, la pared tras ella y la mesa en primer plano, donde se disponen algunos sencillos objetos que constituyen un extraordinario fragmento de naturaleza muerta.

En el cesto de mimbre, al igual que en el pan y en el jarro de bronce, se percibe la técnica puntillista  de luz ya utilizada por Vermeer en algunos cuadros anteriores, llevada aquí a extremos magistrales.

De la misma manera están tratados el corpiño y el delantal de la lechera, y el recipiente de metal brillante colgado al fondo.

El cuadro de Vermeer se distingue de la tradición holandesa de las escenas de cocina: la atmósfera del cuadro está determinada por el carácter de la protagonista; la actitud concentrada de la mujer y su dedicación a la satisfacción de las necesidades primarias de la familia ilustran el ideal holandés  de la virtud doméstica.

Evoca también este significado la presencia del braserillo en el suelo y d3l azulejo con amorcillos, que aluden simbólicamente al afecto.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.